Odontologia Conservadora

La odontología conservadora se dedica a la detección, prevención y curación de las caries dentales.

La detección temprana de las caries es muy importante, ya que el paciente se puede ahorrar visitas y tratamientos innecesarios, complejos y costosos. De todos modos, el paciente raras veces es consciente de la existencia de las mismas, porque normalmente se desarrollan sin ningún tipo de molestias. Por este motivo, muchas veces, la detección es difícil, incluso para los profesionales.

El tratamiento se resume en la eliminación cuidadosa del tejido afectado y posterior reconstrucción con materiales compatibles. Dicha reconstrucción no solo debe respetar el color natural del diente, sino también su anatomía, gracias a una minuciosa reparación. Esto tiene una gran importancia para una función adecuada y completa. Desgraciadamente, hemos observado que nada mas en un 20% de los casos, esa condición se cumple. En la mayoría de las ocasiones las obturaciones son una tapadura de la cavidad, que en muchas ocasiones presentan signos de una mala preparación, con la presencia de tejido cariado en profundidad.

¿Qué es la caries dental?

La caries dental es una enfermedad, de origen bacteriano, que afecta a los tejidos de los dientes, al esmalte dentivo y a la pulpa, y que provoca su destrucción. Está directamente relacionada con la acumulación de placa dental y la formación de ácidos. Posteriormente la desmineralización permite la entrada en los tejidos duros y su destrucción.

¿Cuáles son las causas de las caries?

Las caries dentales siempre están relacionadas con la acumulación de placa, debido a una mala, insuficiente o inadecuada higiene bucal. Hay que tener en cuenta que una buena higiene elimina la misma de todas las superficies dentales y oclusal, vestibular, palatinal e interdental, mesial y distal, y no solamente de las zonas visibles.

Esta tarea exige una buena técnica y uso de todos los medios que aseguran una adecuada y total eliminación de la placa. Una buena forma para aprender a limpiar bien los dientes es el uso de pastillas masticables colorantes que podemos comprar en las farmacias. El uso de este método nos ayuda a detectar las zonas de difícil acceso, dónde la placa queda escondida y provoca las caries.

En el plazo de una semana es fácil saber en qué zonas hay que insistir para eliminar mejor la placa. Es importante mencionar que la eliminación de la placa es mecánica. Los enjuagues bucales pueden ayudar a reducir la acumulación. Aun así, no sustituyen la clásica higiene con cepillo y seda dental a pesar de lo que indican algunos anuncios comerciales.

¿Hay que tratar las caries si son pequeñas?

Muchas veces los pacientes preguntan si es necesario tratar las caries pequeñas, o mejor esperar. Aunque algunos dentistas prefieren no tratarlas hasta que lleguen a un tamaño adecuado, no es recomendable. Todo buen profesional sabe que una caries es un tejido enfermo y que es necesario eliminarlo ya que no se auto repara. Además, el crecimiento de la caries puede ser más o menos rápido pero nunca se limita, siempre va a más.

Resumiendo, lo correcto es: caries detectada, caries tratada.

¿Cuál es la mejor forma de prevenir las caries?

Repitiendo lo mismo: una buena higiene dos veces al día. Así como el uso de seda dental o cepillos interdentales, según el caso. Hacernos una adecuada fluorización interna (con el agua que bebemos) y externa (con la pasta dental), es fundamental.

La dieta es también muy importante, ya que el consumo habitual de bebidas azucaradas, caramelos y golosinas, y en general todo tipo de azúcares o comidas pegajosas, elevan el riesgo de caries.

Es importante hacer revisiones profilácticas con frecuencia aunque no tengamos síntomas. Recordemos que las caries, muchas veces, son silenciosas.




More in this category: Coronas de cerámica »