Implantologia Dental

Implantes dentales
La implantologia es la ciencia que estudia los implantes y su uso, en la practica para sustituir las piezas dentales perdidas por alguna razón. Los primeros estudios empezaron hace mas de 40 años y hoy se puede decir que disponemos de técnicas perfeccionadas, sobre la colocación, posterior función y comportamiento de los implantes a largo plazo. Para resumir y explicar de forma mas sencilla, los implantes que son tornillos hechos de titanio que en el momento de la cirugía se colocan atornillándolos en un lecho del hueso, previamente preparado con fresas especiales. Todos los implantes son de titanio, material que no provoca ninguna reacción de rechazo y es 100% tolerado por los tejidos.

Ahora bien hay riesgos de perdida de dichos implantes que podemos resumir en dos grupos a corto y a largo plazo.

A corto plazo los riesgos están relacionados con la cirugía y el calentamiento del hueso que se produce, pues es muy sensible y a los 40º, se muere. Eso conlleva una infección que si no se trata de urgencia puede llevar a la perdida del implante y consecuencias mas graves. Otro riesgo que entra en este grupo, es la perdida por una carga temprana del implante. Aquí quizás es el mejor sitio para hablar de los mal llamados “implantes inmediatos”. Un termino que muchos pacientes y también profesionales utilizan de forma inapropiada. La carga inmediata se refiere a la estética inmediata, ya que un implante unitario, no se carga después de la cirugía de la forma definitiva. En el mejor de los casos eso se hace dos meses mas tarde. La carga inmediata en el mas estricto significado de la frase es posible solamente en los casos de implantes múltiples, donde la carga se distribuye entre mas implantes con el cual se reduce el riesgo de perdida de los mismos. De todos modos las prótesis definitivas, tempranas no son recomendables salvo en casos muy especiales. Hay que tener en cuenta que aquí trabajamos con tejidos vivos, que necesitan tiempo para recuperarse y sufren modificaciones. Hecho que si no se toma en cuenta puede comprometer la estética, o peor a la perdida de algún implante no integrado que en definitiva supondría un retraso mayor.

En este sentido los anuncios de precios baratos y las promesas de dientes en un día no benefician a nadie. Los riesgos a largo plazo también pueden llevar a la perdida de los implantes porque aquí las razones son diferentes.
La creencia y la idea de muchos pacientes, reforzada también por la publicidad engañosa de que los implantes son para toda la vida es como mínimo incorrecta realmente podrían serlo, sin embargo existen riesgos de infección crónica, llamada periimplantitis, que podría llevar a la perdida de los implantes al cabo de un tiempo, lo cual depende de muchos factores. Los pacientes con problemas previos y perdida de los dientes por una periodentitis son mas susceptibles al sufrir dicha complicación, todo eso nos obliga a una vigilancia y revisión periódica para asegurar su larga vida y rebajar al mínimo de riesgo de perdida y demás consecuencias. Lo normal es una revisión por año.

La cirugía es relativamente simple sin molestias, ni complicaciones. La colocación de un mayor numero de implantes, puede ser acompañado de una inflamación postquirúrgica. Lo normal es que no duela. A veces puede haber hematomas aunque es raro. El dolor intenso cuando se produzca esta relacionado con infección del hueso, que necesita una reacción inmediata para salvar los implantes y preservar la salud del paciente. Aunque son poco frecuentes, los pacientes que padezcan estos síntomas deben acudir inmediatamente al dentista y comunicárselo.

Los implantes se hacen de titanio, pero no son iguales. Como en todo hay muchas marcas y diferentes calidades lo que se refleja  en el precio.

La seguridad que ofrecen las distintas marcas no es la misma, así que esta bien, valorar antes de lanzarse a por un anuncio de implantes “baratos” y decidirse, ya que las consecuencias siempre las paga el paciente.
No hay que olvidar también que cada caso es distinto y necesita un procedimiento individual y personalizado. En estudios recientes queda comprobado que no todos los implantes son iguales, incluso en su forma de reaccionar ante una infección crónica (periimplantitis).
La rapidez con la que avanza la enfermedad es diferente y depende del diseño y tratamiento de la superficie de las diferentes marcas.