Prótesis removibles

Son aquellas que el paciente puede retirar de la boca y volver a colocar por sí mismo. Las hay en distintos materiales:
Existen dos tipos:

Prótesis de resina
Son de material acrílico, de color rosado similar a las encías. Este tipo de prótesis se utiliza cuando existen pocos dientes en boca o no hay ninguno (prótesis completa) y también, cuando las piezas que quedan no están en buenas condiciones para poder soportar la carga de una prótesis mas pesada.

Prótesis metálicas
Las prótesis removibles metálicas, llamadas también esqueletos, son prótesis  parciales. Es decir, se sujetan tanto en los dientes  como en la mucosa palatal, y se realizan cuando el paciente aún conserva algunos de sus dientes naturales.
 Se fabrican con una estructura metálica sobre la que apoyan los dientes y a la que van soldados unos ganchos cuya función es sujetar la prótesis a los dientes permanentes durante los movimientos de la boca.
Este tipo de prótesis se emplea cuando no es posible colocar una prótesis fija, o bien, por motivos económicos. Con la prótesis removible se pueden restaurar correctamente la estética y las funciones de la boca, pero el período de adaptación del paciente a la prótesis removible es mayor que a la prótesis fija.




More in this category: « Prótesis fijas